Imprimir

Elegir una estufa. Cómo elegir nuestra estufa o...

Elegir nuestra estufa o chimenea

Elegir nuestra estufa o chimenea

Existen algunos factores a tener en cuenta que recomendamos valorar, antes de elegir tu estufa o chimenea, basados en las necesidades calóricas de tu vivienda.

Hay dos factores que deberemos  tener en cuenta antes de calcular el espacio a calentar:

1. Grado de aislamiento. Utilizaremos dos baremos Lógicamente los grados intermedios deberán ser valorados por el usuario:

  • Alto (Cristales dobles y suelos y paredes con aislamiento)
  • Bajo (sin doble acristalamiento y sin suelos ni paredes aislados)

2. Tipo de zona climática. Utilizaremos también dos baremos. 

  • Zona climática cálida
  • Zona climática fría

En función de estos dos factores, estudiaremos las necesidades en KiloWatios Hora por metro cúbico de nuestra vivienda, utilizando el siguiente cálculo:

  • Para una vivienda con Alto grado de aislamiento en  una Zona Cálida: 0,04 KW/H x m³ 
  • Para una vivienda con Bajo grado de aislamiento en Zona Cálida0,05 KW/H x m³ 
  • Para una vivienda con Alto grado de aislamiento en Zona Fría0,04 KW/H x m³ 
  • Para una vivienda con Bajo grado de aislamiento en Zona Fría0,08 KW/H x m³ 

Teniendo en cuenta estos requisitos, resulta fácil conocer qué tipo de estufa vamos a necesitar.

Por ejemplo

Para calentar un habitáculo de 50 m², deberemos calcular primero el volumen del mismo en metros cúbicos, Para ello multiplicamos sus metros cuadrados por su altura. Si en este ejemplo el habitáculo tiene una altura de 3 metros, el total de metros cúbicos es de 150.

Ahora sólo tenemos que multiplicar 150 m³ por el índice que se corresponde con la zona y el tipo de aislamiento de nuestra vivienda.

Si se ubica en una Zona Fría y  es de Bajo Aislamiento, deberemos multiplicar 150 m³ x 0,08 KW/H lo que nos da un total de 12 kW.

Ahora ya conocemos que nuestra estufa deberá contar con una potencia de 12KW.

En este sentido se recomienda una estufa que posea como mínimo 12KW de potencia, pero no mucho más de máximo, pues es importante que la combustión de la misma no se haga a menor potencia de la recomendada, ya que esto conlleva mayores emisiones de CO2.

Por otro lado, es recomendable que la habitación en la que vaya a colocarse la estufa o chimenea tenga, por lo menos, 25 m² y esté comunicada con el resto de habitáculos.